Siguiente página…

Siguiente página os preguntaréis muchos, pero leí en alguna parte que la vida es cómo un libro, y cada página y capítulo partes de ella, en las que para disfrutarlas como para entender lo que a veces nos quiere decir el autor, tenemos que leer prestando especial atención, aunque como todo, hay que pasar las páginas para poder seguir escribiendo nuevas páginas en blanco de nuestro libro, o diario, si se quiere, personal, que es nuestra vida. 

Siempre he pensado que cada uno es libre de elegir su camino, y que luego es el señor, quién nos va guiando y reconduciendo por el camino que mejor nos haga cumplir con la misión para la cuál hemos venido al mundo, que incluso, puede no ser ninguna, o puede que vaya por otros derroteros. El tiempo lo dirá. 

Ésta vez, creo que ya leisteis, y de hecho me alegró ver la popularidad que llegó a tener mi anterior entrada sobre la memoria de la última Falange de José Antonio, tan olvidada por muchos…, y de hecho, hubo quién con mi permiso la compartió en su blog, y en su página en facebook, de la cuál tuvieron el detalle de contar conmigo sin apenas conocerme para nombrarme administrador, y darme la oportunidad que hasta el momento pocos me dieron, la de tener una mínima voz política fuera de mi propio blog y red, y participar activamente en la creación y diseño de carteles de propaganda para difundirlos en la red, y si Dios quiere, tratar de sacar parte de ellos, junto a octavillas hechas por mí con la autorización de los mandos de la organización, a la calle, y comenzar a contactar con gente interesada en el proyecto, darnos a conocer mediante actividad callejera, en institutos, universidad, centros de trabajo, etc, pero todo esto ya es cosa mía, y los que me van conociendo saben que yo voy por pasos, poco a poco, y barajando si por los resultados, merece la pena esto o lo otro, siempre con la certeza de que si es algo que se ha hecho ya tiene opción de obtener resultados positivos, o si aún no se ha hecho, intentar y probar otras formas de llegar a las personas. 

El caso, y no voy a seguir profundizando porque para éste tema ya habrá tiempo de hablarlo y debatirlo ampliamente con quién haya que hacerlo, y me voy a centrar en lo que llevo un rato intentando decir, pero me fui a la parra, que era que a pesar de los detalles que las personas, la organización y blog antes mencionado, puesto que lo que haga y decida éstos días, será escrito en las nuevas páginas en blanco de mi vida, y tras haber leído los errores cometidos en las anteriores, antes de integrarme y de comprometerme de manera definitiva, pues ahora estoy entre dos organizaciones de pensamiento e inquietudes similares, pero con distintas formas de ser y trabajar a mi parecer, aunque ambas me convencen, aunque haya detalles en los que pueda no estar de acuerdo con ellos, viniendo de donde vengo, no está mal, no obstante, mi objetivo es poder integrarme y comprometerme con una de ellas, pudiendo luego colaborar y tener trato personal con la otra si llega el momento de hacerlo, pero para ello, necesito conocer personalmente a alguna o algunas de las personas principales que componen el proyecto en Madrid, que me hablen y expliquen un poco que hacen, como trabajan, y que puedo yo aportar, después barajaría la que más se ajuste a mi forma de ser y pensar, y que además haya por hacer, y esté en situación de que sin cerrazón ni sectarismo podamos sacarlo adelante entre todos los que lo compongamos, sin exclusión de nadie, ni desprecio de quién ajeno al grupo, tenga algo que decir, pues siempre puede sernos de ayuda para seguir creciendo. 

También, y que fue un error que cometí hace tiempo, fue el de integrarme y contactar con grupos sin conocerlos más que de tuenti o whatsapp, desconociendo entonces el tipo humano que componían tales grupos, nazis, disfrazados de grupos serios, y también las intenciones para con mi persona… El tiempo acabaría poniendo las cosas en su lugar y yo dandome cuenta de una realidad que idealice, de esto hace ya tres años. 

Evidentemente mis circunstancias eran distintas de las actuales, y no había profundizado tanto como hoy, me dejé llevar por las inseguridades y los miedos de un chico que se siente acosado, y la pertenencia a un grupo, me equivoqué, aunque gracias a tales experiencias estoy donde me encuentro, y sé lo que hoy sé. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s