Frustración y rabia

Cuándo has estudiado y te ves sin garantías de encontrar un trabajo estable con un salario que te permita vivir sin depender de tus padres y lograr salir adelante deprime y te saca lo peor, hasta ahí todos conocéis la historia y lo habréis vivido en vuestras carnes. Pues lo mismo sucede cuando has militado en distintas organizaciones creyendo que luchabas por el triunfo de unos ideales, de cambiar las cosas y tratar de conquistar el Estado cuando te das cuenta de que no es así, de que tus camaradas y tú habéis puesto la cara, a algunos les han arruinado la vida, otros han perdido trabajos y pareja, e incluso amigos, y muchos han pasado por cárcel para nada, para nada, porque dichas organizaciones, submundo, área o como guste denominarlo ha estado manejado por gente cercana o puesta por el CNI desde hace años quienes se han preocupado de hundir y sabotear o pagar a gente “nuestra” a cambio de, para hundir desde dentro y acabar con toda iniciativa que ha prosperado o iba por buen camino. Es entonces, cuando luchando por algo, te enteras, de que ya no es esa lucha, sino otra, y que la organización que a tantos nos había movilizado de repente desaparece para renacer un año después con otra gente y otro nombre. Pero los dirigentes, los mismos que ayer te llamaban casposo, facha, gentuza, hoy te piden el voto o tu apoyo, y se enfadan si les niegas un saludo que no merecen.

Ahí es cuando rabias, cuando te frustras y te dan ganas de mandarlo todo a la mierda, cuando ves que todo por lo que luchas no va a llegar a nada, no porque no sean ideas buenas o sensatas, sino porque hay quien se dedica a impedirlo. Ahí es cuando te planteas la lucha, si seguir, marcharte, buscar otros caminos para que esa lucha triunfe ajena a infiltrados y gentuza empeñada en obedecer a los amos de Interior para que no puedan hundirte.

Resulta curioso como cada poco tiempo, y los que nos consideramos militantes lo sabemos, lo que ayer dominaba y era el pensamiento normal de un patriota, deja de ser válido porque a unos iluminados se les ocurre que ahora hay que abrazar ideas extranjeras, que ahora somos ultrarevolucionarios, y ya no somos de derechas, para muchos, el colmo del absurdo es copiar a la izquierda, o no ser ni de izquierdas ni de derechas, es mejor regalar nuestros principios de justicia social y libertad a la izquierda y permitir el monopolio de la bandera y la patria al liberalismo, porque nosotros, no hemos querido decir públicamente lo que somos, una derecha social y nacional sin vergüenza ni miedo.

No puede ser que haya Nacionalsocialistas, Fascistas y Falangistas que no caguen con Forza Nuova italiana, Le Pen o el NPD alemán, y sigan diciendo que ellos son revolucionarios, que no son de izquierdas ni de derechas, y no sé qué historias más. No se puede ser incoherente, ni nos podemos permitir el lujo de reconocer virtudes a la izquierda, ni andar con teoricismos que ni nosotros creemos ya, porque eso lejos de ayudarnos, nos hunde más.

No podemos ser franquistas y luego cuando hay que defender a Franco, nadie se movilice, salvo dos o tres organizaciones independientes a los partidos del área, quién les paga para que estén calladitos y no movilicen a sus militantes cuando tienen una oportunidad de oro de salir y ganar militantes nuevos y camaradas que no estén quemados ni tengan un pasado.

Cuando además pueden mover masas si quieren y llevarse incluso a Vox de calle con nuestras banderas y consignas. Quién nos lo impide? Pregunta sin resolver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s