Volvemos…

Cargue la caballería dirían en otro tiempo, hoy decimos, armaros de dialéctica, paciencia y disciplina porque si aquí está la batalla por las ideas y la propaganda, en las calles se libra la guerra por la supervivencia de nuestra identidad como pueblo, y lo que es más importante, nuestra decisión entre seguir siendo esclavos o ser libres como en otro tiempo lo fuimos.

Volvemos, si, pero esta vez para quedarnos. Para plantar las semillas de nuestra revolución, para dar batalla a un sistema de valores que nació muerto por sustentarse sobre cimientos de barro.

Volvemos, si, hemos vuelto, aunque lo cierto es que nunca nos fuimos, siempre hemos estado ahí, pero esta vez con fuerza acumulada, con más ganas de quemarlo todo y restituir el viejo orden de la tradición, la espiritualidad cristiana y los valores humanos que hicieron a Europa grande tiempo atrás, y más aún a España.

Por ella luchamos, por ella hemos vuelto, por su dignidad y libertad, por nuestro pueblo, con la ayuda de nuestro señor Jesucristo, con la espada en una mano y las Sagradas Escrituras en la otra, porque no entendemos otra vida que esta y a ella nos consagramos.

VIVA CRISTO REY!

ARRIBA ESPAÑA!