Degeneración y Gentrificación

Se refiere al proceso de transformación de un espacio urbano deteriorado —o en declive— a partir de la preconstrucción —o rehabilitación edificatoria con mayores alturas que las existentes— que provoca un aumento de los alquileres o del coste habitacional en estos espacios.

(Extraído de Wikipedia)

De un tiempo a esta parte vemos cómo se está proletarizando al pueblo como en tiempos de guerra y la ya olvidada por muchos Revolución Industrial, y como han ido apareciendo nuevos barrios burgueses en nuestras ciudades para el consumo y el ocio mientras los obreros y habitantes de toda la vida nos vemos desplazados hacia las afueras. A ello hay que sumarle el desmantelamiento y reparto de delincuentes, drogadictos y demás tarados e inadaptados por nuestros barrios junto al aumento progresivo de inmigración y las casas de apuestas, lo cual está haciendo de nuestra patria y nuestras ciudades, guettos y lugares inhabitables o inseguros como no lo habíamos conocido nunca, eso sí con la aquiescencia y financiación del Estado y las multinacionales que ya se encargan de tráfico de personas si es necesario para llevar a cabo su plan. Aquí no voy a profundizar ni a tratar la cuestión del etnicidio que lleva desde 1945 llevándose a cabo en Europa y desde los años ochenta y noventa en España, por la introducción de drogas, aborto, eutanasia, y el fomento del ocio sin control y el entretenimiento basura a nuestros jóvenes, lo cual les está convirtiendo en mediocres pues ya no son deportistas, ni tienen a la Patria o a Dios entre sus bases o el formar una familia, sino el salir de fiesta, acostarse con cualquiera sin ver las consecuencias o el aceptar como normal que personas foráneas o incluso nativas pero de origen y principios dudosos impongan su criterio sobre el resto con tal de evitar la confrontación. Así sucede que con la pasividad del pueblo nuestros barrios se están convirtiendo en vertederos a los que echar la mierda que los burgueses no quieren y se asimila como lo normal. Así sucede que cada vez hay más redadas contra pandilleros, contra los narcopisos y las ocupaciones de viviendas, eso sí, tranquilo que los brazos vecinales de los partidos comunistas (Asociaciones de Vecinos) ya se encargan de luchar para que tú barrio degenere aún más apoyando la inmigración, mirando hacia otro lado con los problemas de convivencia y dando inútiles charlas de feminismo y tolerancia cuando lo que se necesita es mano dura para calmar los conflictos, lucha permanente gobierne quien gobierne con tal de que nuestros barrios mejoren su calidad de vida, dispongamos de mayores medios y nuestras viviendas y familias estén a salvo de lo que el vertedero no es capaz siquiera de tragarse.

Nosotros, sí, somos fascistas, y desde este momento garantizamos que nos van a tener enfrente, pues nuestro pueblo tiene prioridad y todo aquel que decida unirse a nuestras trincheras teniendo claro de antemano quién es el enemigo nos tendrá a su lado para luchar en esta guerra.