Mercedes Formica, una feminista en tiempos difíciles

Nacida en Cádiz el 9 de agosto de 1913, y afiliada a la Falange en 1933, dirigente de Falange Española de las J.O.N.S., delegada nacional del SEU y miembro de la Junta Política nombrada por Jose Antonio en 1936. Mercedes Formica representó el mayor referente de nuestra historia reciente por los derechos de la mujer, logró que se reformase el Código Civil, 66 artículos nada menos, cuestión que no se hacía desde 1889, se enfrentó a Pilar Primo de Rivera y a Franco, condenó el monstruo al que Franco había convertido a la Falange al mezclarla con los carlistas en 1937, lo que ella denominaba, ‘albondigon’ y fue crítica con la ley de Divorcio republicana que favorecía al marido dejando a la mujer sin casa y sin propiedades tras el mismo.

Mercedes, silenciada y olvidada por sus compañeros de la judicatura y el movimiento “feminista”, sin embargo, los militantes Nacionalsindicalistas la recordamos como ejemplo de lucha y como camarada, pues gracias a ella se dejó claro que la Falange de José Antonio nada tenía que ver con Franco, ni con la Guerra, que no queríamos, ni con las ideas que fomentaba Pilar Primo de Rivera y su reaccionaria Sección Femenina de FET. Gracias a Mercedes Formica, se introdujeron en España cosas como el derecho a trabajar fuera de casa, la lucha contra el maltrato, lo cual la propia Mercedes daba servicio como Abogada, o el derecho a mantener sus propiedades y su casa tras la separación con el marido y que no fuese expulsada por el hombre ni enviada a casa de sus padres o un convento, reconociéndose el domicilio conyugal como cosa de ambos, y en el cual ella pudiese quedarse, a diferencia de cómo sucedía entonces. De esto hablamos de los años 50.

De José Antonio, nuestro Jefe Nacional llegaría a decir:

<< Sobre el supuesto antifeminismo de José Antonio y la tesis, tan difundida, de querer a la mujer en casa, poco menos que con la “pata quebrada”, debo decir que no es cierto. Forma parte del proceso de “interpretación” a que fue sometido su pensamiento. Como buen español, sentía recelo hacia la mujer pedante, agresiva, desaforada, llena de odio hacia el varón. Desde el primer momento contó con las universitarias y las nombró para cargos de responsabilidad. En lo que a mí respecta, no vio a la sufragista encolerizada, sino a una joven preocupada por los problemas de España, que amaba su cultura e intentaba abrirse camino, con una carrera, en el mundo del trabajo >>

Como colofón decir que Formica consiguió también que el pleno Régimen de Franco la mujer que enviudara, si se casaba de nuevo pudiese mantener la patria potestad sobre sus hijos y sus propiedades.

También lucho contra la autoridad marital, que decía que la mujer debía obediencia al marido, y combatió los conceptos de mujer adúltera como concepto discriminatorio hacia la mujer en las leyes.

Obras notables:

  • Vuelve a mí. Madrid, Afrodisio Aguado, 1944 [como Elena Puerto].
  • Bodoque, Madrid, Escorial, 1945.
  • Mi mujer eres tú. Madrid, 1946 [como Elena Puerto].
  • Monte de Sancha, Barcelona, Luis de Caralt, 1950. Ed. rev. y corr. por la autora. Málaga, El Aguacero Libros, 1999, con Prólogo de Francisco Chica. Edición facsímil de la de 1950: Renacimiento, 2015, con Prólogo de Miguel Soler Gallo.
  • La ciudad perdida. Barcelona, Luis de Caralt, 1951.
  • El secreto. Madrid, Tecnos, 1953.
  • A instancia de parte. Madrid, Cid, 1954, Premio Cid de la Cadena SER. Reedición a cargo de María Elena Bravo, Madrid, Castalia / Instituto de la Mujer, (Biblioteca de escritoras, 22), 1991.
  • Falsas y verdaderas formas del feminismo: conferencia… homenaje a Beatriz Galindo. Madrid, (Instituto Beatriz Galindo), 1975.
  • La hija de Don Juan de Austria. Ana de Jesús en el proceso al pastelero de Madrigal. Madrid, Revista de Occidente, 1973. Prólogo de Julio Caro Baroja.
  • La infanta Catalina Micaela en la corte alegre de Turín. Madrid, Fundación Universitaria Española, 1976.
  • María de Mendoza. Madrid, Caro Raggio, 1979.
  • Visto y vivido, 1931-1937. Barcelona, Planeta, 1982 (Pequeña historia de ayer) [Autobiografía].
  • Escucho el silencio. Barcelona, Planeta, 1984 (Pequeña historia de ayer II) [Autobiografía].
  • La infancia. Jerez, Cátedra Adolfo de Castro/Fundación Municipal de Cultura, 1987.
  • Collar de ámbar. Madrid, Caro Raggio, 1989.
  • Espejo roto, y espejuelos. Madrid, Huerga & Fierro, 1998 [Autobiografía].

Mercedes Formica nos dejó el 22 de abril de 2002, aún así su recuerdo continuará en la memoria de quienes la consideramos una de las nuestras y de quien sepa reconocer la lucha de una gran mujer que supo pelear por aquello que consideraba justo.