Cuarta Vía Revolucionaria

Frente a la denominada y caduca Tercera Posición históricamente marcada por los Fascismos y la denominada Tercera Vía Socialdemócrata, proponemos una Cuarta Vía o Cuarta Teoría Universal. En ella planteamos una alternativa con carácter popular y eminentemente cristiano en la cuál todo gira en torno a Dios y la Dignidad Humana, y no como se plantea en la Tercera Posición, que niega a Dios, y busca el sometimiento de los pueblos a los llamados Estados Nación modernos y la constante Revolución que la más de las veces queda en un populismo mediocre y el mantenimiento de las estructuras capitalistas. Frente a esta solución que consideramos, ya no sirve, nosotros planteamos una solución profundamente democrática y popular radicalmente contraria a cualquier forma de totalitarismo o panestatismo lo cual convierte nuestro posicionamiento en superador del Tercerismo, en tanto nos oponemos al Fascismo y al Comunismo por igual (Antifascismo/Anticomunismo) y la transformación social y económica de la existencia, la cual pasa por socializar los medios de producción, y la armonización capital-trabajo, en la cual las empresas con más de 50 trabajadores pasarían a funcionar en torno a un Sindicato de productores, el cual controlaria la producción y el beneficio, garantizando de esta manera la máxima << De cada cual según sus posibilidades, a cada cuál según sus necesidades >> y el capital pasaría a ser un mero medio de intercambio, siempre al servicio de la clase trabajadora, por tanto, nos posicionamos a su vez como Via Anticapitalista. Rechazamos la propiedad privada en tanto comprendemos que solo puede existir el derecho a la propiedad individual, en tanto cada obrero tiene derecho a una vivienda, bienes materiales de uso personal y bien económico para la manutención de su familia, más la propiedad privada quedaría comunalizada, pues pretendemos evitar así situaciones en las que inversores extranjeros o fondos buitre compren tierras a bajo precio para especular financieramente con el mientras campesinos y obreros se encuentran en posición de debilidad económica y social frente a los capitalistas. Abogamos por la apertura de la democracia hacia la creación de listas abiertas, elegidas en Asamblea directa y constituida por personas y no por partidos políticos, de forma que se pueda controlar la personalidad, los estudios y mérito de cada candidato que se presente, pudiendo ser revocado por la Asamblea aunque haya ganado en elecciones por mayoría si el pueblo juzga injusto su actuación política. Somos una Cuarta Via en tanto no reducimos nuestros postulados al Estado, pues nuestra base es la espiritualidad cristiana << Dios nos hizo para Él, y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en Él >> por tanto a diferencia de otras corrientes, nosotros instituimos nuestros planteamientos siempre y cuando sean compatibles con la tradición judeocristiana, esto es, rechazamos abiertamente cualquier posicionamiento opuesto a la Torah como base sagrada de nuestra fe y sistema de valores. Somos una Cuarta Vía, en tanto somos tajantemente patriotas fervientes o nacionalistas << La Patria es, justamente, lo que configura sobre una base física una diferenciación en lo universal; la Patria es, cabalmente, lo que une y diferencia en lo universal el destino de todo pueblo; es, como decimos nosotros siempre, una unidad de destino en lo universal. >>, pero no aceptamos forma alguna de racismo o discriminación como base doctrinal ni de ningún tipo. Somos una Cuarta Vía, en tanto los Terceristas miran solamente al mundo anglosajón y a Europa, mientras nosotros nos hermanamos con todas las naciones que forman la Hispanidad, así como aquellas culturas basadas en la fe y tradición judeocristiana en cualquiera de sus vertientes.

Esto tan solo es un principio, pero como todo movimiento ideológico, espiritual, social y revolucionario como el nuestro o todo al mismo tiempo permanece en constante evolución.

bande ndp3