Skinhead: 1969-2020, 51 años de Historia

Ya son 51 años que se dice pronto, y en mi caso ya han pasado más de 7 años desde que opté por formar parte de una de las mejores culturas y movimientos callejeros de todos los tiempos, una mezcla de orgullo, honor y amistad, con fondo jamaicano y los Maytals sonando en el tocadiscos los primeros años debido a la afluencia de inmigración de las viejas colonias británicas y la influencia estética de los Mods, después esto cambiaría radicalmente y con la llegada del Punk en 1977 el Skinhead adoptaría un estilo propio, su música propia y no tendría complejos a la hora de enarbolar la bandera nacional. Orgullo obrero unido al cabreo de ser rechazados, de no ser comprendidos, y es que no somos bestias, ni bichos raros, ni marxistas, ni asesinos en serie, ni violadores, ni atracadores de viejecitas, para eso ya están los Boneheads o Red Skins, pero eso ya es otra movida, lo nuestro es otra cosa.

Laurel_Aitken

Nuestro movimiento nació en 1969, aunque ya por el 64 cuentan que ya había rapados con botas y tirantes, en todo caso hasta el 69 no comenzó a surgir realmente aunque realmente ellos no se denominaron nunca Skinheads en un principio, luego vendría la Revista Sounds que hablaría de toda la movida desde un punto de vista musical sobretodo y ya comenzaron a asumir todo el mote que no es más que la etimología en inglés de raparse la cabeza de forma que se viera el cuero cabelludo, de ahí, Skin (Piel) y Head (Cabeza) por asi decirlo es ser persona a la que se ve la piel en la cabeza o algo así, mi definición no es muy buena, pero me habéis entendido que es lo importante. Los Skinhead del 69 poco tendrian que ver con la nueva hornada del 77 ya con cazadoras aviadoras, tatuajes, rapadas al cero, botas de 10 agujeros o incluso de 14 etc y el Punk como música de fondo e incluso el Heavy Metal en algunos casos.

Los del 69 eran herederos de la cultura Mod, de los Rudies jamaicanos, los Sound System, el Reggae, y una estética a semejanza de los chicos antillanos. Eso fue el origen.

Respecto a nuestros símbolos, aparte de la bandera de nuestra Patria (en mi caso la rojigualda o las Aspas de San Andrés), la Cruz Celta o símbolos Nacionalistas tanto en Hebillas, Tatuajes, etc. La vestimenta, la conocéis todos, Botas con ocho o diez agujeros, camisa o camiseta, Bomber Alpha MA-1 o Harrington, el pelo rapado del 0 al 3, según gusto, etc. Y los tatuajes, que no falten, en brazos y pecho sobretodo, aunque los hay horteras que se tatúan la cara, y otros deciden usar su espalda como lienzo, eso va por gusto, unos se tatúan la bandera de su país, la telaraña, las golondrinas, los típicos Old School, aunque con el tiempo han ido adoptando nuevos estilos y temáticas cada vez más personales o acordes a su modo de pensar o pensamiento doctrinal.

Y bueno, el skinhead es un movimiento amplisimo afortunadamente, y si Dios nos da fuerza, seguiremos bastantes años más en la lucha.

Este artículo es mi pequeño homenaje y reivindicación de lo que somos, para dejar claro, y que dejen de mezclarnos con Boneheads, que no son más que seres abyectos a los que les importa un carajo la movida y que se disfrazan para captar adeptos como hacían The Redskins y el SWP. También quería hacer esta entrada en homenaje a Laurel Aitken que fue de los primeros Skins antes de la venida del Punk, Chubby Chris de Combat 84 tan amado e incomprendido por su época pero que nos dejó grandes canciones como Rapist, Right to Choose o Skinhead, Ian Stuart Donaldson, vocalista, compositor, guitarra y alma de Skrewdriver, también conocido por ser el fundador y líder de la primera organización puramente Skinhead de ámbito Internacional, Blood and Honour y tantos otros que nos dejaron en los últimos años y que sin ellos el Mundo Skinhead no sería lo que es, que es la mejor cultura callejera de todos los tiempos, y sintiéndolo mucho por los punkis, la única a la que la pose le sobra, porque prefiere lo ardiente y directo.

51276844_2056002254690623_7457111047552368640_o