Irracional

Estamos ante una crisis sin precedentes, crisis no solo económica sino también psicológica y ética, llegando al punto de que la gente de a pie, el pueblo se guían no por el sentido común o el espíritu crítico sino por las palabras de los gobernantes, charlatanes que salen en televisión, médicos supuestos al servicio de la OMS y otras mafias. Ahora estamos asistiendo a una etapa en la que se nos prohíbe hacer deporte libremente en piscinas que pagamos con nuestros impuestos porque no quieren mantener desinfectadas e higiénicas las instalaciones, se nos obliga al uso de mascarilla en la calle y sitios al aire libre, cuando precisamente es en los espacios ventilados y al aire libre donde el hombre renueva su oxígeno, sin olvidar las personas que sufrimos de apneas, problemas respiratorios y limitaciones de nuestra capacidad pulmonar en mi caso debido a una escoliosis operada en Junio de 2012 con una capacidad del 66% en ambos pulmones. Entiendo que en zonas no ventiladas, espacios cerrados, y sitios con mucha afluencia de personas se recomiende llevar mascarilla, mantener una higiene, etc para evitar posibles contagios, pero que esto del SARS Cov2 se este utilizando para prohibir, imponer, o incluso implantar medidas que de otro modo sería imposible tales como la obligatoriedad de mascarillas, la limitación del baño en piscinas, las restricciones en relaciones sociales, precarización del trabajo, legalización del aborto, inmigración, ya me parece excesivo y lo que es peor, ni el pueblo se rebela, ni se exigen responsabilidades al Estado, a las empresas, a farmacéuticas, a las instituciones europeas, y es que no olvidemos que estamos ante una Guerra Biológica sin precedentes, en la que se juega la preponderancia de Estados Unidos como potencia mundial frente a la China comunista. Ya se dijo hace años que las guerras del futuro se harían con armas biológicas, no se equivocaban, pero hay algo más duro, que detrás de esto, tan solo hay los intereses de unas pocas familias financieras y algunas logias de la Francmasonería y los pueblos a diferencia de otras épocas han optado por obedecer y callar. Quizá el Socialismo nacional de la Alemania de entreguerras que pretendía devolver un país más justo y libre al pueblo si había que combatirlo porque negaba la usura y la partitocracia, mientras que la dictadura del capitalismo al garantizar la libre circulación de capitales y personas y elecciones de listas cerradas cada cuatro años, justifica su existencia y su nula disidencia. Quizá solo sea que el ser humano nunca ha sabido realmente valorarse a si mismo y prefiere entregarse a la esclavitud del ajeno.