Orgullo Obrero

Podrán controlarnos, matarnos de hambre, perseguir nuestras ideas, o atacar nuestra integridad, pero el orgullo proletario es una llama que cuanto más se la pretende apagar, con mayor fuerza recobra vida.