Frente a este mundo decadente, Revolución!

La revolución es la tarea de una resuelta minoría, inasequible al desaliento. De una minoría cuyos primeros pasos no entenderá la masa, porque la luz interior fue lo más caro que perdió, víctima de un período de decadencia.