Historia

La historia no consiste en memorizar fechas, en conocer al detalle una batalla o en saber el lugar y nacimiento de cada líder histórico sino en descubrir las causas de los acontecimientos, su desarrollo y en caso de que estos sean desfavorables al pueblo, aprender de ello para no cometer los mismos errores del pasado ni permitir abusos y ataques hacia la propia nación tanto desde el interior del territorio como desde potencias económicas extranjeras y logias ocultas de dudosa moralidad y oscuros intereses.