Cuándo vinieron a buscarme

Estarán felices los posmodernos y aburguesados patriotas de charanga y banderita con la prohibición de exhibir banderas de España con el Sacro Águila de San Juan y defender posiciones favorables al Régimen del 18 de Julio, ya nos han aplicado el delito de apología del franquismo, está regresando el comunismo, eso sí, modernizado y de la mano esta vez no del comunismo sino del socialismo liberal y masón que son quiénes están implantando medidas totalitarias a nuestro pueblo, eliminando nuestros derechos. En Alemania ya sucedió, solo que allí los Nacionalistas siguen luchando y queriendo ganarse al pueblo y cambiar las cosas, aquí hace treinta años que claudicaron los patriotas, prefieren aferrarse a la Constitución del 78 que ellos dicen rechazar, mezclarse con liberales que dicen combatir, y en resúmen, la lucha seudo patriota en España consiste en azuzar cuando gobierna la izquierda, para poner a otra izquierda más moderada, pero nunca para cambiar el orden establecido, menos aún para mostrar su rebeldía o descontento. Ya vimos como se profanó el Valle de los Caídos y ningún franquista organizado movió un dedo contra ello realmente, ahora estamos viendo como se aplica este delito de odio y los falangistas miran para otro lado porque no va con ellos, quizá no vaya ni actúen porque saben que Interior en el fondo está con ellos y por eso sus organizaciones pese a ser parasitarias continúan existiendo y manchando todo lo que de positivo pudiera quedar en la Derecha Nacional. Lo siento, pero no voy a hablar ni justificar a quienes solo luchan para mantener el sistema, e incluso lo defienden. Para mi, es verdad, esos que dirigen el mal llamado area patriota, que ni es area, ni son patriotas, no son más que una panda de traidores, infiltrados y demás gentuza que se dedican en su mayoría a controlar si alguien despunta para hundirle el grupo, o para impedir que de ese mundo pueda surgir algo constructivo. He sido y me sigo considerando militante, en tanto pese al cambio de banderas, mis ideas son las mismas y mis valores también y precisamente por ello aborrezco de toda esa gente, de todos esos “patriotas” a medias, de constitución, de banderita, eso se acabó. O se está con España, o se está contra ella. O se está con el bien o se está contra él. O con el Satanismo o con el Cristianismo. Aquí no admitimos medias tintas, y no dudaré en ir contra quien considere mi enemigo, aunque porte los mismos símbolos que yo y diga luchar en mi trinchera, precisamente por ello, será exterminado, porque ni queremos ambigüos, ni queremos traidores, ni queremos dobleces ni cinismo entre los nuestros, queremos militantes comprometidos, fervientes y combativos.

Para acabar este articulo aclarar que yo lucharé por aquello en lo que creo, no me importa tener que adaptarme, o abandonar tics o clichés que puedan ser impedimentos a mi lucha, pues mi objetivo está claro, y es la restauración de los valores cristianos y la libertad de mi patria, a partir de ahí, quién esté conmigo y se comprometa de manera leal será bienvenido, pero quién estorbe será eliminado.