Lealtad a Dios, España y Europa

Recién he visto que ahora la extrema izquierda de Soros se está organizando para reventar el día de la Hispanidad en Barcelona y me he percatado de un detalle que aunque por un amigo lo sabía no le había prestado la menor atención, y no solo es el hecho de que roben fotos de patriotas para difundirlas como cobardes que son desde el anonimato de internet, pues eso es algo histórico del movimiento Antifascista/Guardia de la Porra del Capital, sino que ahora resulta que la simbología europea, celta y germánica son símbolos “nazis” según ellos, como si el Nacionalsocialismo se hubiese inventado los símbolos tradicionales de nuestro pueblo. Ahora entiendo porque criticaban a Evaristo de La Polla Records quien gusta de tatuarse runas y símbologia prerromana. Resulta que según estos mediocres Antifas el sentirte orgulloso de tu Patria es malo, y enarbolar sus emblemas también. Claro, ellos prefieren la simbologia Satánica que fomenta la Masonería y los pederastas de Hollywood como John Podesta, Hillary Clinton o el multimillonario Soros que son quienes les financia. Y para beneficio del capital tienen que dividir y atacar a los patriotas, a los que no queremos élites extranjeras gobernando en nuestra tierra ni oligarquías oscuras usurpando nuestras instituciones ni su repugnante multiculturalismo, y en cambio preferimos nuestra soberanía, nuestra tradición y nuestra libertad, pero claro el movimiento Antifa de eso no sabe, pues sus amos capitalistas les han enseñado a odiar lo propio y a abrazar al extranjero, al opresor, y salir a la calle solo cuando los que nos oponemos a la Globalización comenzamos a movilizarnos y ganar peso entre el pueblo. Al final no son más que el ariete para hacer en la calle lo que las plutocracias no se atreven a hacer por si mismas. Y esto es así, desde mucho antes de la Segunda Guerra Mundial.

Por ello, como europeo me enorgullece portar en mi piel los símbolos que recuerdan cuando nuestro pueblo caminaba erguido mirando al horizonte sin nadie que le dijera como debía organizarse, gobernar o pensar. Con ello honro a todos los europeos que siempre lucharon contra el opresor desde el Imperio Romano a los Aliados en la Segunda Guerra Mundial que perpetraron las mayores masacres y Genocidio que se recuerde en nuestra nación.

Lealtad eterna a Dios, a España y a Europa en este orden porque siempre se ama con mayor fuerza aquello que más cerca tenemos y por ende lo que mejor conocemos.