Soluciones

La solución no es ni la partitocracia ni el Estado totalitario, sino un Estado totalmente descentralizado basado en la Familia, el Municipio y el Sindicato, participativo y basado en la federación por ramas de producción y profesión.
Nuestro Estado no aspira a superar a los hombres, sino a armonizar sus intereses en torno a la Comunidad y servir al bien común. Queremos la eliminación de toda usura, sociedades anónimas, multinacionales, especuladores y demás escoria que se lucra con el hambre y la libertad del pueblo conviertiendole en permanente deudor y esclavo económico del poder.