España es irrevocable

España es “irrevocable”. Los españoles podrán decidir acerca de cosas secundarias; pero acerca de la esencia misma de España no tienen nada que decidir. España no es “nuestra”, como objeto patrimonial: nuestra generación no es dueña absoluta de España: la ha recibido del esfuerzo de generaciones y generaciones anteriores y ha de entregarla, como depósito sagrado, a las que la sucedan. Si aprovechara este momento de su paso por la continuidad de los siglos para dividir a España en pedazos, nuestra generación cometería para con las siguientes el más abusivo fraude, la más alevosa traición que es posible imaginar.

“España es irrevocable”. FE, nº 15. 19-07-1934.

Nosotros amamos a España porque no nos gusta. Los que aman a su patria porque les gusta la aman con una voluntad de contacto, la aman física, sensualmente. Nosotros la amamos con una voluntad de perfección. Nosotros no amamos a esta ruina, a esta decadencia de nuestra España física de ahora. Nosotros amamos a la eterna e inconmovible metafísica de España. Discurso sobre la Revolución Española. Cine Madrid, de Madrid, 19-05-1935.

…España es más que una forma constitucional; … España es más que una circunstancia histórica; … España no puede ser nunca nada que se oponga al conjunto de sus tierras y cada una de esas tierras. Parlamento.

“Sobre Cataluña”. 04-01-1934.

España se justifica por una vocación imperial para unir lenguas, para unir razas, para unir pueblos y para unir costumbres en un destino universal. Parlamento. “España y Cataluña”. 30-11-1934.