Tradición y Respeto

No somos una especie sociológica del pasado, como no somos una moda sino un modo de vida. No somos santos pero tampoco unos diablos. Creemos en las viejas formas, los ideales de siempre. No nos planteamos otro modo de ser que no sea este, amamos nuestra patria como una parte de nosotros y nuestra estética como una forma de identificarnos frente al mundo moderno. Somos aquellos que la sociedad crucifico y trató como escoria, la peor pesadilla de los alienados y los malencarados. Somos aquellos que se nos negó todo y ensuciaron su imagen por elegir su propio camino. Somos los guardianes de nuestra tradición y los leales a los viejos principios.