La veda está abierta: O estás con el mal o estás contra el mal, tú eliges.

El Antifascismo impuesto en el poder en España cual talibanes se empeña en destruir nuestros monumentos, símbolos y cruces para ocultar sus crímenes, violaciones, profanaciones, asesinatos, represiones, torturas, quemas de conventos, destrucción de estatuas de Cristo entre otras aberraciones y brutalidades llevados a cabo durante el periodo de la Segunda República (1931 – 1936), durante la Guerra Civil (1936 – 1939) y en la Ruptura (1976).

Aquellos que permiten el ataque a la espiritualidad de España, a sus valores, su Tradición, y miran para otro lado cuando se profana la tumba de un Estadista, o se trata de destruir símbolos sagrados de carácter cristiano, demuestran que están del lado del mal y con su actitud participan de los enemigos de España.